jueves, 5 de marzo de 2009

sms dos

manda "FELPEADITA" al 2020 y un integrante de nuestra troupe de pervertidos te sorprendera dormida felpenadote con su bigote prusiano!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

manda "MAMAVERGAS" al 2020 y un integrante de nuestra troupe de pervertidos te mamadote todito!

Anónimo dijo...

bigotitos a full!

EmmaPeel dijo...

El archivo fotográfico de la Flojita es para el Pulitzer


Lito Cruz descansando en el recreo "20 de noviembre", Sindicato de ceramistas

Rupert dijo...

Este tipo es vecino mío en uruguay; se llama don Oscar, toma mate, es bueno, se culea a la mujer, dos hijos, ahorra y una vez sola, festejando un campeonato de Nacional, tu una experiencia gay que a veces lo desvela. Pero entiendo que nada más.

Anónimo dijo...

las experiencias gays no deberian desvelar, si te hiciste un bañito de agua caliente y desimflamas la rectosidad con pomada marzan.

cariños
a

Anónimo dijo...

baño de asiento?

cariños
A

Qué Lindas Piernas de Futbolier, Malena dijo...

Y la elegancia prometida?

Subí Que No Me Anda La Birome, Male dijo...

Y el Evangelio prometido?

Malena Investiga dijo...

Veo que te comiste un apriete groso del poder mediático. Cambiaste de tema y olvidaste el Barban's Affaire.
No te juzgo desde la comodidad de mi living.
Entiendo que hacer la resistencia como Juan Domingo Laplace en la dictadura debe ser tu norte.
¿Sos el Nelson Castro de los bloxs?
¿Tenés los mismos gustos saborizados del Doc?
¿Cómo se dice "Censura" y "Nelson CASTRO" en Gipsy King?
No t

Siesta escandalosa dijo...

Qué Malena más incisiva!

victor vigor dijo...

Guíalos.
No tuve nostalgia ni arrepentimiento de vender "La Flojita de Gatillo". Es habitual en mi conducta pifiar ante la toma de decisiones impulsivas y, en este último caso, el nuevo desacierto fue espantosamente educativo.
Si fuera un predicador, intentaría contagiar a mis ovejas el gimnástico sentido de la escasez, la parabólica carencia y el método científico-bisexual.
¿¡Cuántas noches he soñado con una vida sencilla e inconvincente!?
Quise olvidar mi pertenencia al rebaño y el mismo rebaño castigóme con el irónico resoplar de narices.
Todavía convivo con ellos. Todavía me disfrazo en carnavales. Todavía me erizo con el narcótico cencerro.