jueves, 22 de octubre de 2009

dady dos- los sheridans

"Tipicos irlandeses que se repartieron entre Texas y California", solia decir Madre, bautizada Sue Ann Sheridan.
Ella siempre hizo caso de las directivas de su padre: Jim Elroy Sheridan.
Ayudo a su madre y lentamente fue aprendiendo los labores del hogar. Cocinar, plantar fitplancton, destapar cañerias, discar el numero del desollinador, leer el Flautsita de Hamelin a sus hermanos (Joe, Moe, Mat, Kem, Lloyd, Freud) y coser, bordar, abrir la poerta (no la puerca) y salir a jugar.
Su hermana menor, Mary Lindsay Sheridan, siempre fue la mas hermosa cereza American Pie. Ella no cepillaba sus dientes todas las noches, cosa que Madre si , y tenia perlas...que digo perlas..marfil blanco de Borneo por dientes...Madre imaginemos un pantone..era un tono mas amarillo que el fondo de ojo de Dracula.
Madre solo bebia cerveza los domingos, luego del Servicio del Padre O Flanagan. Su belleza le duro desde los 16 hasta los 25. A los 25 ya era una " an UPS Van" (camioneta de la Uipies), segun Dady. Pero realmente se puso bien grande luego de tenernos a nosotros, en ese perido que Dady fue a Nam..debe haber sido un tiempo estresante para ella, aunque su vida basicamente era la meseta de siempre: platos, desollinadores, cuentos, pasteles, pavos de thanksgiving...y oh! oh!..ni contarles cuando la Macdonalds abrio su primer sucursal en Laredo, solo a 17 kilometros de la granja.
Madre iba los sabados y se zampaba una cantidad de combos infernales.
Recuerdo una de las pocas veces que la vi enojarse.
El Macdonalds estaba repleto, ella espero pacientemente (mente), pero cada vez que pasaba un niño con una Happy Cajita o un Camionero con la bandeja marron cargada de Big Macs, una baba dentro de su boca se iba formando, yo pensaba en surfistas juerguistas que bien podrian flipar ahi dentro.
Finalmente le llego su turno: " dos de esos combos, seis nuggets, un helado con doble fresa, .."
Y asi el pedido.
Al final el joven cajero, cuyos granos eran petit volcanos y yo sabia que se llamaba Josua, por que habia una foto de el en Empleado del mes que decia: Josua Ravinovich Berenztein Rozichner Shavudel Gorer dijo las palabras fatidicas: "Desearia agrandar su combo por 25 centavos?"
Madre se puso roja y no podia hablar le salia de la boca un silbido..como aquel silbido del Pequeño Moises Bernstein, que lo terminaria liquidando: asma.
El joven cajero se esmero y psuo una sonrisa mas imbecil aun y repitio: "desea agrandar su combo pro solo 25 centavos?"
Madre solo le miraba los frenillos y en ese brillar de los frenillos ella vio al Diablo, o vaya a saber que mierda vio.
"AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH............COMO ME PREGUNTAS ESO?????? ACASO NO SABEIS QUE MIS COMBILLOS SIEMPRE VAN AGRANDADOS???????"
Bue, lo que siguio fue de un capitulo de Benny Hill. Madre zamarreando al empleado del mes. Empleado del mes gritando:" Discriminacion!, Discriminacion!"
Y todo un follon que termino en la Comiseria Centrel De Laredo ( si, no hay error ortografico: Comiseria Centrel de Laredo)..dond epor suerte Dany Sheridan , nuestro primo estaba de guardia y logro sacar a Madre del Aprieto.
Al otro Domingo el Padre Flanagan hablo de la gula, y Madre emepezo a llorar en primera fila. Hasta que al final, el padre Flanagan demostro cierta cinturonga religiosa y dijo:" Ah, si pero pues vale, que en el Macdonalds de Laredo vale comer de tdo....ese Macdonaldos lo puso Dios nuestro Señor Jesucristo en Laredo para que lo Disfrutemos!"
Acto seguido el padre Flanagan empezo la parte de : "por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa" ( en ese momento el Monaguillo Dean Stavros, años mas tarde el mayor dealer de Meth de la interestatal 231, bajaba las luces) y los fieles de Flanagan emepzaban a golpearse en el pecho, algunos se daban la cabeza contra el angulo de los bancos y los mas fanaticos subian al lugar donde estaban los Negros del Coro y se tiraban de cabeza gritando:"por mi culpa, pro mi culpa, por mi gran culpa!"
Mi padre opinaba que los Sheridan s eran unos idiotas del primero al ultimo, y que si un dia tenia mucho dinero les daria unos dolares para que se paren por orden de estatura y les sacaria una foto asi, formados.
Yo le pregunte a Dady para que queria esa foto.
El me dijo: " Si os descudais esos imbeciles podrian ingresar al libro Guiness"
Os cuento que para Dady, el libro Guiness era la fuente maxima de sabiduria y verdad.
El hombre simplemente amaba los records.

to be continued

12 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=E0PkIO1SmO8&NR=1

omai o mai!!!!!!!!!
have you seen the wether???
the sweet september rain...

Anónimo dijo...

ladron!

Anónimo dijo...

my hard fly in the ocean peace love and music rastafariaaaaaa:):)

Anónimo dijo...

Das Lied .....einfach HAmmer....erinnert mich an meine Jugend.....man waren dat Zeiten;-))))))

EmmaPeel dijo...

QUé gran final no final el de este cap. chú

meki dijo...

Mamavergas, ni los anunciantes te duran. Te ofrecen euros y luego desaparecen. Eres un coñazo perdedor!

Anónimo dijo...

Se dijo que la Flojita esta pasando su momento mas desparejo, angustiante, etc.
El rating no acompaña como antes.
Estamos en varios proyectos a la vez, como siempre. No es excusa. Igual estoy contento.

Cariños
a

Anónimo dijo...

Es probable que esta semana entrante el gran Victor Vigor vuelva de Europa. tambien coincidira con varios trips mios.
Tenemos varios lugares para el agape.
Se anuncia la presencia de famoso chef vasco y tambien de...Vuelve el Vasquito, el dealer mas alegre del mundo!

Cariños
a

Anónimo dijo...

que es peor: holisssss
o : chauchissss?
o ambas?

cariños
a

Anónimo dijo...

Montonero de mierda

meki dijo...

El chef vasco que decía "tabaquito"! Ahí estaré, hágase donde hágase el ágape.

Víctor Vígor dijo...

Última noche de Vígor en Europa.
Renta habitación de hostel llamado MAD, y duerme en sitio compartido con cinco alemanas que, todas juntas, pesan más que la primera y segunda línea de Los Matreros.
Primer canción de la noche: La Bamba, interpretada por unos mexicanos de resonante cabeza de televisor.
Hay hachís, hay Mahou, hay snacks.
Vígor, de conducta penitente, dice buenas noches, da la espalda y sueñá que es penetrado por una heladera de esas cuyo primer modelo venía con manija terminada en punta como palanca de cambios de Mercedes.