viernes, 25 de junio de 2010

jersey



en el tunel del amor entran dos- como se hace para parar de escribir?
el salto mortal, para variar, es sin red-
decia por la radio el tipo que los frutos de un arbol nacen de lo profundo de las raices, de la oscuridad total
buscando luz te cegas?
repetis todo el tiempo cosas que crees pero no son
al final todos los quilombos son por un psquiatra y lamer cajeta?
una luz, tema recurrente, al final del camino bien puede ser una estacion de servicio abandonada
de mil almas que nadan en bicicletas marinas?
la clave esta en dormir un par de horas a la mañana
rodearte de gente que te quiera y te banque
viajar y viajar solo para recorrerte mejor y descubrir que pedro y el lobo eras vos?
letras, numeros, simbolos, voces: vienen de una radio mental que mezclan frecuencias?
lo que sea es mas que entretenido
de dia entendes los sueños de la noche
de noche eras simpre vos
ya lo decia, el pibe de la nube, que sin drama jugaba con los colores de un arcoiris totalmente gris
una vez que salis del laberinto, pinta la nostalgia, pero ni en pedo volves.
oh! que poronga este blox, que no morira jamas.
dame un cereal,vos, dame un cereal.

9 comentarios:

el asqueroso de montecarlo dijo...

Nuestro primer viaje en transatlántico respondió únicamente a un capricho de mamá. Y cuando mamá ordenaba con retorcido ímpetu, todos obedecíamos con, también, retorcimiento testicular.
La razón del periplo no estuvo clara hasta que llegamos al puerto de Hamburgo. Allí nos esperaba un coche, moderno para la época pero disfuncional para los glúteos, que pedorreó hasta las puertas de un hotel que brillaba y fedía en idénticas proporciones.
Ninguno de nosotros hablaba el idioma pero papá se las arregló como siempre: gritando a escasos centímetros de la jeta de su interlocutor.
Ya instalados, acicalados y, en mi caso, autocomplacidos, nos reunimos en un salón que parecía el principal a, como era habitual, ponernos de acuerdo con armoniosos malos gestos, caras de culo y resoplidos.
Esa noche asistíamos a la asunción de un nuevo príncipe, un tipo rubio con mucha cara de boludo y un refinamiento de esos que con claridad piden garcha a gritos.
Vencido por la inquietud, la curiosidad y el embole, pedí permiso para ir a los servicios y, haciendo uso de mi mejor cara de imbécil, me perdí por los pasillos del palacio.
Todos nacemos con el talento de la pezca in fraganti pero yo, con apenas dos pelos flameando sobre el glande, ya era todo un experto.
No necesité abrir demasiadas puertas para verificar que el homenajeado nunca sería rey sino el modelo del diez de bastos de la baraja española.

Goldenberg dijo...

Terminala flojita. LLego el mundial y la farsa se descubre; se te cayeron los comments a pedazo.

graciela gonzalez dijo...

che, el asqueroso además es pelotudo. copia sus propios comentarios.

m a r i n a dijo...

El comment del asqueroso no tiene desperdicio

Cariños a
SE TE ADORA GAÍ

Tête de P. dijo...

Marina: ¿por qué pusiste gaí?

De curiosos nomás. Ustedes [bah, en realidad tu hermano, según me consta] son de modificar muy graciosamente las palabras.

Saludos

m a r i n a dijo...

Teté querido, se ve que es una deformación familiar.
GAÍ, es de gay , pero no sé porqué, com pren deshhh?

Tête de P. dijo...

ComprendoLL...

Anónimo dijo...

yo copio al asqueroso, por que me canto ojete

cariños
a

meki dijo...

No comento, pero estoy acá
y sigo pensando
que este ESTE BLOG
SANARA SU VIDA!