martes, 20 de septiembre de 2011

Promesa gris



Entonces con el tiempo vas entendiendo: nadie baja vivo de la cruz-
Nadie nunca estara en tus zapatos para entender lo que significa tu libertad.
Dicho esto, empiezo.
Yo me acuerdo bien de cuando tenia 8. Y decuando tuve 12.Se me pone difuso todo a los 27.
No dejan de ser numeros, de ser marcas, de algun modo: cicatrices-
Ibamos tan cerca de matarnos todos, en esa ruta, que de algun modo me recordo lo fundamental:estamos vivos.
Y de estar vivo no hay retorno. Por mas que pienses que la muerte es el final, no deja de ser una estacion de servicio en camino a algun lado.
Y la autentica angustia no es el final.
Que plomo.
Vi las estrellas muertas iluminadas por la luna. El efecto fue suficiente para mi.
Solo quiero poder abrazar al que me hizo daño y decirle que lo perdono.
Por que a alguien lastime y me gustaria ser entendido, perdonado, disculpado.
Eso-
Cortito como la momia.

2 comentarios:

Tommy Barban dijo...

Qué despelote armaste ahora? Necesitás un abogado especialista en derecho de familia?

Ziberial dijo...

La momia, la ruta del sur, el 2012 ya terminó para vos aunque falten 45 o 67 meses para la feliz navidad del 2011. Tomo té.