sábado, 8 de febrero de 2014

1970

"Como aquella temporada cultural con rehenes atados al piano rojo"
by AC-

Nomade. Arreglos dentales, hombre campo de batalla- El invierno de 1970 fue un pasaje onirico. Yo tenia un interior resistente, entendeis? Pero barrio a muchos amigos del mapa.
Atras quedo Saigon, nos bajamos rotos en Washintong DC con Sorgot quien se fue San Francisco. Yo fui a Denver. Necesitaba un lugar estable donde conseguirla y estar tres o cuatro meses solo con la mente en la jeringa, la vena, los horarios imposibles.
Tecnicamente el televisor era mi compañero de un cuarto helado que alquile en la parte de la ciudad donde los camiones bajaban las sardinas y los zapatos que venian desde Chicago. Pegaba fix en el downtown y volvia a palido a mi reino congelado.
Un colchon, una manta y la tele siempre prendida, muda hacia eco de lo que pasaba en mis venas: verdaderas autopistas de cuatro carilles con todo tipo de informacion veloz y alucinada.
A la tarde en el cuarto era pero que la noche, pues era como sentir la muerte, era el pasillo previo a la silla. Electricidad y ese mambo. Mas fix. Levantarme y ver todo nevado, llamar y llamar por telefono hasta darme cuenta que habia cortado el cable para poder marcar mejor mis venas-
Dos semanas despues el lugar esta lleno de algodoncitos con sangre mia: puntitos, algunos mas oscuros que otros. Tenia momentos de conciencia mia muy profunda, pero cada vez mas saletados, como cuando entras en el desierto y al principio hay una gasolinera cada 60 millas y luego se va esparciendo y luego...8 meses.
Pedia dinero a la Salida del Wallmart gigante, con la cantinela del excombatiente.
No podia cagar, estaba desihidratado tortalmente, ni siqueira la idea de la soga pasaba por mi mente. Algo en mi cuerpo pedia mas y mas. seguir como sea.
En ese instante me decidi a escribir una novela o no se que mierda del estilo. Y cuando fui a empezar vi que ya tenia muchas paginas escritas...habia casi 800 paginas.
"El mundo real funciona solo a base de matematicas y ciencias? Diganme que si, regalenme una certeza"  eso escribi con mi sangre en el espejo gigante de mi baño. Mi cara era un nudo gris, era el nudo Pasco y mi medula, mi panza y mi espalda eran una sola cosa. Luego me entere que pesaba 51 kilos. Gatos: mido 1,85 y volvi de Vietnam arriba de los 90. Esta droga me estaba borrando del mapa, me estaba fundiendo con el invierno de denver.
Un dia Sorgot entro por la puerta y me dijo "Boy...volvemos a Vietnam...esto es intolerable".
Tres meses despues estabamos volando arriba de la selva: libres, felices, locos, idos, tontos, epicos, dos amantes besandose con Npalm de fondo.

6 comentarios:

Agu Zepp dijo...

Y este es más Ballard-Bukowski.

La información es cross a la quijada: certera.

Prosa implacable.

Un grande, A, un grande.

Anónimo dijo...

Muy bueno, sigo enganchada Aki. Quiero más!

Anónimo dijo...

una tortuga puede ser muy veloz.

Anónimo dijo...

una tortuga puede ser muy veloz.

Anónimo dijo...

Siempre hay cosas que suenan de fondo. Música, risas, pedos, frenadas, timbres, suspiros, tocidas, frituras, gritos...
Te imagino con dos tetitas fofas que forman un pliegue sobre otro pliegue mayor. Un médano de grasa con un ombligo infinito.
En realidad, no es que te imagine. Te conozco un poco pero hace mucho que te ignoro.
Creo que alguna vez me mostraste esa cosita linda que pocas veces se te vio.

Anónimo dijo...

Él y su señora habían iniciado una pelea ya frecuente en la pareja. Él llamaba a ese tipo de conflictos "la guerra fría", una especie de estado bélico donde no se dirigían la palabra y la casa se transformaba en un monasterio. Él aprovechaba el silencio para multiplicar las pajas, tomar vino a escondidas y rascarse los huevos.Él comprendía pero no aceptaba. Comprendía la regularidad del pugilato conyugal. No aceptaba su propia conducta municipal.